sábado, 19 de febrero de 2011

Gracias y Adiós...


Hoy sentada aquí con sólo el teclado y mi corazón totalmente destruido, tomo la decisión que tanto temí, que jamás pensé que sería lo que al final de este largo camino decidiría, jamás pensé que luego de tanto luchar y tanto poner de mí, ahora decidiría lo que debí hacer hace mucho… OLVIDARTE.

Luego de probar mil cosas, de hacer mil locuras, desertar en la última (menos mal que lo pensé dos veces) debo permitirle a mi corazón mirar a otro lado, debo permitirle tratar de olvidarte y quizá ahora si poder ser feliz, no como quería, no a tu lado, pero si debo tratar. Será difícil de eso no tengo dudas pero de que cuando uno quiere puede, entonces empezaré a querer.

Te quiero, quizá algo más, pero tengo miedo de decirlo, tengo miedo de volver a decirlo, tengo miedo de aceptarlo y que al final todo sea como la última vez, no me arrepiento ni nunca lo haré porque todo lo que hice por verte sonreír, por ver tu carita bonita con un mirada de felicidad llenaron lo que hoy quedará vacio, mi corazón.

Como dije, eres la historia que quiero contar… pero hoy no serás quien llene las historias de amor porque para mi fueron de amor, pero para ti no fueron más que de… jamás sabré de que fueron para ti, después de tanto intentar y tratar de lograrlo, jamás pude entenderte.

Gracias por todo, gracias por cada beso, abrazo, sonrisa, caricia. Gracias por hacer que mi corazón vibre cada vez que estaba a tu lado, y que sienta la necesidad de tenerte o siempre saber de ti, quizá cometí un error, pensar que en algún momento te enamorarías de mi forma tan especial de ser contigo, pero debo recordar que tu eres diferente, que tu eres TÚ, y que por eso me enamoré de ti, si lo admito, me enamoré (gracias).

Ahora cerraré la página, cerrare ese capitulo en mi vida, cerrar tú capitulo, será difícil, será lo más difícil que haré luego de mucho tiempo, pero sé que podré, sé que lo lograré y que con el tiempo solo contaré tu historia, ya no con lagrimas en los ojos por no tenerte, sino con lagrimas de felicidad por de alguna manera haberte tenido, porque si, te tuve, y siempre te tendré en mi corazón.

Adiós mi bonito, adiós capitulo de amor en mi vida. Adiós a ti, y gracias por todo lo que sentí, que aunque no lo creas o sea difícil… sentí mucho por ti.

4 comentarios:

  1. :( todas las heridas sanan ... Animo reina!

    ResponderEliminar
  2. Con estas cosas, más bien es seguir viviendo con tus heridas, y tanto que dices, pero sí, el tiempo hace su efecto, trata de no revivir, sino de llenar esos vacíos con otras cosas... te lo dice quien está en el proceso...

    muy lindo post.

    ResponderEliminar
  3. poco a poco un sana sus heridas!
    yo ya llevo 4 años y poco a poco van cerrando!

    ResponderEliminar